logo
Top

Diario Noticias Mx

Inútil la visita del nuncio Franco Coppola a Michoacán

Tras la visita del nuncio apostólico Franco Coppola la carretera a Aguililla no duró más de un día abierta.

De acuerdo con la publicación del su pagina de internet del Heraldo de México del 24 de abril del 2021, Tras dos días de aparente paz y calma en la tenencia de El Aguaje, municipio de Aguililla, Michoacán, el crimen organizado retomó el control de la carretera con rumbo a la cabecera municipal de la localidad, al ras de las 9 horas de este sábado la circulación ya estaba bloqueada con grandes piedras.

La visita del nuncio apostólico de México, Franco Coppola, a Aguililla mantuvo abierta la circulación por los últimos días lo que permitió a los pobladores de las tenencias y rancherías surtirse de alimentos, además de obtener un resguardo policial como pocas veces se observa en la zona.

Sin embargo, los días de tranquilidad culminaron, el párroco de Aguililla, Gilberto Vergara, informó esta mañana que tras la salida del máximo representante del Papa Francisco de la Tierra Caliente, las cosas volvieron a la normalidad: bloqueos carreteros sin apoyo de las autoridades.

Con piedras, grupos criminales instalaron un bloqueo en carretero en la localidad del Potrerillo, en medio de la carretera Apatzingán- Aguililla, tan solo a unos metros de la tenencia de El Aguaje; tras horas con el paso cerrado los propios pobladores del municipio en conjunto con el Ejército Mexicano comenzaron a retirar las piedras para liberar el camino. 

En su visita por Michoacán, el nuncio Franco Coppola aseguró que, si las autoridades quisieran ayudar a los habitantes de Aguililla, lo harían, así como lo ayudaron a él y a su comitiva a transitar sin inconvenientes por la carretera, sin embargo, reconoció el descuido y el abandono de quienes deberían cuidar a los suyos.

¿Pero qué intereses ocultos hay de tras de esta inútil visita?

La primera y la más evidente, es la utilizar la figura del nuncio Franco Coppola para dejar en ridículo ante la opinión pública sobre la fallida estrategia de seguridad del presidente López Obrador en cara a las elecciones.

La segunda es lograr el contacto con los líderes de los grupos de la delincuencia organizada que se disputan el control de la plaza de Michoacán, con el fin de que estos obtengan la protección de sus recursos financieros y sus familias.

Esta segunda opción, se deduce en base la filtración de un informe de la C.I.A., en el cual está de agencia de investigación estadounidense, reporta al estado vaticano la investigación activa de que ciudadanos mexicanos identificados como José de Jesús Rivera Cruz, Leopoldo Cardoso Flores en complicidad personas del gobierno en turno y empresas de comunicación.

  

Estos dos sujetos fueron señalados por testigos protegidos por la central de inteligencia de América la CIA por falsificación de documentos de varias corporaciones y organizaciones internacionales, a decir de los testigos usando los contactos y enlaces de cómplices en asuntos religiosos y diplomáticos, lograron convencer a un grupo de operadores del Gobernador Silvano Aureoles Conejo, que obtendría la protección del Vaticano.

Tanto José de Jesús Rivera Cruz y Leopoldo Cardoso Flores han sido denunciados por robo y estafa en varias ciudades de México, se identifican como miembros organismos internacionales, dados de baja de sus filas por actos deshonestos y  corrupción de hace más de dos años, al parecer prometieron favores de la iglesia a personajes de gobierno en Michoacán que no pudieron cumplir, el nuncio Franco Coppola y ningún otro religioso o diplomático en la santa sede no tienen permitido por el Santo Padre inmiscuirse en cualquier tipo de asunto que le competa o tenga relación al gobierno de Andrés Manuel López Obrador.