logo
Top

La maldición los apellidos de familias involucradas en NXIVM

La vergüenza y maldición de apellidarse Azcárraga, Salinas, Junco, Baston, Angoytia  todos pertenecientes a la famosa secta satánica y sexual donde Rosa Laura Junco, hija del dueño del periódico Reforma, era la que se dedicaba a reclutar mujeres, quienes eran de novel social muy alto, pues necesitaban aproximadamente 40 mil pesos para ingresar a la secta.

Tras el escándalo desatado con la revelación de los mexicanos involucrados en la secta NXIVM, sale a la luz un presunto video donde Emiliano Salinas confirma que su esposa, la actriz Ludwika Paleta también fue marcada.

En el programa “Ventaneando”, Paty Chapoy habló sobre un video que circula en redes sociales donde Emiliano Salinas, hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari, asegura que su esposa, la actriz Ludwika Paleta, también fue marcada en el área pélvica con las iniciales de Keith Raniere, como las víctimas de “DOS”, la sociedad secreta dentro de la secta Nxivm que reclutaba esclavas sexuales al servicio del Diablo

En 1998, este supuesto gurú de la motivación personal, ahora de 58 años, creó la organización Programas Ejecutivos de Éxito, a través de la cual impartía talleres de cinco días por los que cobraba hasta 5,000 dólares.

Años más tarde, fundó NXIVM, la secta que estableció al norte de la ciudad de Nueva York y donde obligaba a los asistentes a tomar clases adicionales a mayor precio y a traer a otras personas para “ascender” dentro de los rangos internos de la organización y así obtener privilegio

Esta organización, que llegó a captar a unas 16,000 personas, operaba mediante filiales en México, Canadá y países latinoamericanos.

La historia tomó un giro aún más oscuro cuando en el año 2015, Raniere formó una sociedad secreta dentro de NXIVM llamada DOS, “para empoderar a las mujeres y erradicar las debilidades del programa de estudios”.

Estas mujeres se convertían finalmente en sus esclavas sexuales, siendo forzadas a realizar tareas domésticas y marcadas a fuego en sus zonas pélvicas con las iniciales del líder, ceremonia que era grabada y en la que todas tenían que estar desnudas, según han relatado ellos mismas en el juicio.

Las mujeres tenían que estar disponibles para él día y noche.

Además, las víctimas eran extorsionadas con información comprometedora sobre amigos y familiares, fotografías de desnudos y derechos sobre las pertenencias que ellas mismas aportaban. Por eso muchas tenían temor de dejar el lugar o no obedecer, según la acusación.

No solo eran mujeres abusaban también de sus hijos ,niños , niñas , adolescentes , además de sacrificios  en honor a Satanás y las enfermedades sexuales como VIH

Reviews
5
Location
Expirience
Atmosphere
Quality
Summary
La vergüenza y maldición de apellidarse Azcárraga, Salinas, Junco, Baston, Angoytia  todos pertenecientes a la famosa secta satánica y sexual donde Rosa Laura Junco, hija del dueño del periódico Reforma, era la que se dedicaba a reclutar mujeres, quienes eran de novel social muy alto, pues necesitaban aproximadamente 40 mil pesos para ingresar a la secta.