logo
Top

Diario Noticias Mx

¿Qué pasaría si se agravara la salud de AMLO?

El presidente, quien está diagnosticado con hipertensión, comorbilidad que puede complicar el Covid-19, confirmó el domingo que contrajo la enfermedad.

Este domingo, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó que fue diagnosticado con Covid-19, enfermedad que ha cobrado la vida de 149,614 personas en México.

Entre los factores que aumentan el riesgo de que la enfermedad se complique están las comorbilidades, como la obesidad, la diabetes y la hipertensión, mal que aqueja al mandatario mexicano.

En un escenario en que la enfermedad del presidente se complicara gravemente, ¿qué ocurriría si se necesitara un relevo en el poder Ejecutivo?

De acuerdo con el artículo 84 de la Constitución, el Congreso tendría que nombrar a una persona en su sustitución en un plazo no mayor a 60 días, mientras la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, asumiría sus funciones temporalmente, como por ahora lo hará con la conferencia matutina del lunes.

“En caso de falta absoluta del Presidente de la República, en tanto el
Congreso nombra al presidente interino o substituto, lo que deberá
ocurrir en un término no mayor a sesenta días, el Secretario de
Gobernación asumirá provisionalmente la titularidad 
del Poder
Ejecutivo”, detalla el artículo.

Durante ese interinato, quien encabece la Presidencia no podrá quitar ni nombrar secretarios de Estado sin autorización del Senado.

En tanto, al haberse cumplido ya los dos primeros años del periodo de López Obrador, el Congreso tendría que convocar primero a sesión extraordinaria para formar un Colegio electoral que designe a un mandatario sustituto para terminar el actual sexenio, mismo que se elegiría por mayoría absoluta y en escrutinio secreto.

Dicho Colegio electoral tendría que reunir por lo menos a dos terceras partes de los integrantes del Congreso, es decir, 333 de los 500 diputados y 85 de los 128 senadores.

Actualmente, Morena, partido al que pertenece AMLO, cuenta con la mayoría de las curules y escaños, con 333 puestos en San Lázaro contando a sus aliados del PT, PVEM y PES; en contraste, el grupo de Morena y sus aliados ostenta 78 puestos en el Senado.